Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Ana Mocholí en Desarrollo de apps

La importancia del prototipo en el desarrollo de aplicaciones móviles

Hay muchísimos aspectos a tener en cuenta en el desarrollo de aplicaciones móviles, pero es sobretodo en las fases más iniciales cuándo debemos prestar más atención. Uno de los pasos clave de un proyecto móvil es la concepción de la idea en sí, pulirla y determinar los aspectos más concretos. Al definir una aplicación el diseño, la interacción y las funcionalidades son todo, por eso es necesario invertir tiempo y esfuerzo en la concepción de los mockups y del prototipos.

Hemos dejado claro que la fase del prototipado es una de las más importantes, y su duración dependerá de la idea del cliente, de la eficacia del desarrollador o diseñador de apps y de la complejidad del proyecto. Lo idóneo es hacer un buen prototipo que deje todo claro para ahorrarnos horas de explicaciones y cambios innecesarios.

La clave de tu proyecto: Un buen prototipo

En tu proyecto de desarrollo de aplicaciones móviles no empieces la casa por el tejado. Es decir, no empieces por lo último, si no que primero debes tener un boceto bien definido antes de ponerte a programar una sola línea de código. Este es precisamente uno de los mantras de nuestros Project managers en Yeeply.

Es inútil empezar la programación hasta que no tengamos un prototipo o mockups validados.

Si empezamos con el desarrollo del código antes de tenerlo todo validado por el cliente y por los profesionales de las apps es muy posible que luego nos toque refactorizar y rehacer un montón de pantallas de la app. Además de tirar muchas horas de trabajo a la basura.

En situaciones de subcontratación de servicios como los de desarrollo o de diseño puede suponer la diferencia entre ahorrar o consumir más horas de desarrollo. Recuerda, sin prisa pero sin pausa.

Prototipar también es importante desde el punto de vista de la concepción de la idea. Es perfecto para hacernos una idea del resultado final con muy poco esfuerzo así como para ver qué funciona y qué no en el conjunto de la app.

Antes de continuar…

Cuándo hablamos de prototipos, mockups o wireframes lo hacemos utilizando esos términos como sinónimos cuando realmente son tres cosas distintas. Aunque en este artículo nos hemos enfocado al prototipo, éste es solo la evolución de los wireframes y los mockups anteriormente trabajados. De modo que veamos en qué consiste exactamente cada uno:

Wireframe – Digamos que es algo así como el primer paso. En él definimos sin nada de estilo o diseño qué cosas deben aparecer y dónde van a estar en nuestra app. También añadiremos una explicación visual de cómo va a ser la interacción. Es importante trabajarlo desde la base ya que estos wireframes son el esqueleto de tu app móvil. Aunque la idea es que se hagan rápidamente y de forma muy sencilla, incluso con un boceto a mano podemos empezar a trabajar, ¿verdad?

wireframes desarrollo de aplicaciones móviles

MockUp – Los mockup tienen como objetivo mostrar la parte más visual del proyecto. Presenta la estructura de la información, los contenidos y las funcionalidades de forma estática. Representan muy bien cómo va a ser la app, pero con una inversión mucho menor de lo que supondría un prototipo propiamente dicho.

Prototipo – Avanzamos un poco más hacia el desarrollo de aplicaciones móviles en sí mismo cuando nos ponemos a hacer un prototipo. Llegados a este punto utilizamos alguna herramienta para darle ‘vida’ a nuestro wireframe. La idea es que un prototipo nos muestre como va a ser la interacción de la app y hacernos una idea de cómo será finalmente en la app. Son extremadamente útiles para testear la usabilidad de un proyecto.

prototype desarrollo de aplicaciones móviles

Para realizar cada uno de estos mockups, prototipos o wireframes existen numerosos programas para agilizar el trabajo, de las que ya os hablamos en un anterior artículo sobre herramientas de prototipado de apps.

Puntos clave de la fase de prototipado

Ahora que lo tenemos bastante claro, sea cuál sea la opción por la que te decantes al preparar tu propuesta de app hay algunos puntos clave que queremos resaltar desde nuestra experiencia. ¿Vemos los puntos clave al prototipar apps?

  • Al realizar un mockup es muy importante que expliquemos las acciones que vamos a realizar en cada una de las partes del diseño. Por ejemplo, indicar con qué zonas vamos a poder interaccionar: debemos indicar qué abre un botón ya sea un video, la funcionalidad de GPS en al app o simplemente una imagen. También indicaremos si se hace tap, slide o swipe en determinadas pantallas.
  • Al empezar a definir el proyecto de desarrollo de aplicaciones, te recomendamos empezar por determinar el menú de la app. Y a continuación centrarte en la arquitectura de la información para organizar todo el contenido que quieres incluir, cuál irá en el menú y cuál no.
  • Es clave definir desde muy al principio del esta fase de prototipado cuáles son los servicios que se van a necesitar en la app. Haciéndolo así conseguiremos evitar cambios innecesarios que puedan retrasar las fases de nuestro proyecto.
  • Trabajar la usabilidad al inicio de cada proyecto también es uno de los puntos a tener muy en cuenta. Si tu app no es usable ya puedes olvidarte de que tenga éxito. Los usuarios la abandonarán en estampida.
  • Definir qué colores vamos a utilizar desde un principio te facilitará la tarea de hacer un mockup en condiciones. O al menos una gama de colores para tu diseño de apps. Siempre en consonancia con el branding de la empresa si ésta ya existe y generar un logo y decidir los colores de éste.

Errores más comunes

Pero también se cometen errores muy a menudo, por eso queremos poner sobre la palestra estos cuatro que ocurren muy a menudo y que dificultan el proceso de desarrollo de aplicaciones móviles; o al menos lo retrasan.

diseño de apps

  • Uno de los fallos más comunes, sobretodo por parte del cliente es el de poner demasiado hincapié en el diseño en las primeras fases de prototipado. Los pequeños detalles del diseño se irán puliendo cuando todo lo demás ya esté listo, aunque siempre vendrá bien tener una idea del diseño a grandes rasgos, pero con posibilidad de hacer cambios.
  • Olvidar las funcionalidades que queremos incluir es un error de manual. Sobretodo si hablamos de proyectos externalizados en los que el cliente no sabe al cien por cien el desarrollo de aplicaciones móviles que quiere.
  • Dejar demasiadas cosas en el tintero”. Es decir, dejar demasiados frentes abiertos es otro de los errores que no debemos cometer, siempre debemos dar una propuesta al cliente en nuestro mockup aunque luego finalmente se modifique.
  • Jamás debemos dar por supuesto que el cliente es técnico, porque en casos de subcontratación como los que manejamos n nuestra plataforma casi nunca es así. Siempre habrá que explicar muy bien como funciona la app. Si piensas en tu cliente como el tester más exigente y menos experimentado que va a probar tu app, harás un buen mockup o prototipo.

Ahora sí… Vamos con el desarrollo de aplicaciones móviles

Una vez tengamos el prototipo o mockup validado por el equipo de desarrollo y por parte del cliente es dónde empieza el trabajo duro. Por fin podemos ponernos manos a la obra con el desarrollo de la app móvil.

Este mockup o bien el prototipo que hemos diseñado será el punto de referencia para desarrollador móvil y para el diseñador de apps. Siempre será el modelo en el que basarse, agilizando el trabajo y resolviendo dudas sencillas que de otra forma nos tomarían tiempo si tuviéramos que consultarlas con el cliente.

Y tú… ¿Por dónde empiezas con tus mockups? ¿Qué herramienta utilizas? ¿Cómo gestionas el proceso? Cuéntanoslo más abajo en los comentarios 😉

rp_desarrolladores_apps_webs-1024x253.png

Comentarios

Los comentarios están desactivados para esta publicación