Home » Digitalización » Cómo crear aplicaciones SaaS para tu empresa con éxito

Cómo crear aplicaciones SaaS para tu empresa con éxito

Cómo crear aplicaciones SaaS para tu empresa con éxito

A nivel global, el 71% de las empresas tienen al menos una suscripción a una aplicación SaaS, lo que se traduce en un gasto a nivel mundial por parte de las empresas de 343,000 millones de dólares al año.

En los últimos tiempos, este tipo de aplicaciones han supuesto un mercado en crecimiento, debido a su gran consumo, fácil uso e implantación y por la gran rotación de aplicaciones que utilizamos en nuestro día a día. Por estas razones, todo parece indicar que esta tendencia seguirá siendo muy rentable por un largo periodo de tiempo.

Índice

¿Qué es SaaS?

Sus siglas SaaS significan software como servicio (Software as a Service). Es decir, todo el software se ejecuta y actualiza a través de internet.

Es un servicio basado en la nube, donde accedemos a una aplicación a través de un navegador de internet en lugar de descargar el software en el ordenador desde el escritorio.

Como ya hemos comentado, las plataformas SaaS ponen el software a disposición de los usuarios a través de internet. Con SaaS, no se necesita instalar nada. Todo está disponible tras iniciar la sesión con una cuenta de usuario, por lo que siempre que tengamos internet, podremos acceder a la información desde cualquier dispositivo.

Ofrece servicios escalables, por lo que son útiles para empresas pequeñas o empresas internacionales.

 

🔎 Leer más: La digitalización de procesos es fundamental para tu negocio

 

Ejemplos de apps SaaS

Dentro de las aplicaciones SaaS, tenemos algunos ejemplos de plataformas SaaS que se han hecho muy populares:

  • Dropbox: ofrece soluciones de almacenamiento de archivos sincronizadas en todos sus dispositivos y actúan como un disco duro basado en la nube. 
  • Slack: plataforma de comunicación empresarial con una amplia gama de funciones (mensajería privada, foros grupales, diversas opciones para compartir archivos, etc) Todo su funcionamiento está respaldado por cifrado de datos para asegurar privacidad y seguridad. 
  • SalesForce: plataforma de gestión de relaciones con el cliente basado en la nube y tiene como objetivo impulsar las ventas de las organizaciones mediante la gestión de todos los clientes potenciales en un solo entorno.

La diferencia entre SaaS, PaaS y IaaS

Además de SaaS, hay otros modelos de servicios en la nube, los llamados PaaS y IaaS.

IaaS (infraestructura como servicio)

Las empresas de IaaS ofrecen servicios como almacenamiento, redes y virtualización de pago por uso. IaaS ofrece a los usuarios alternativas basadas en la nube a la infraestructura local, por lo que evita a las empresas los sobrecostes en recursos locales.

También ofrece soluciones escalables, flexibles y accesibles para los usuarios.

 

📚  Quizás te interese: Ciberseguridad PYME: por qué invertir es crucial hoy en día

 

PaaS (plataforma como servicio)

Las plataformas PaaS proporcionan herramientas de hardware y software a través de internet y la gente usa estas herramientas para desarrollar aplicaciones. Los consumidores de este modelo PaaS, suelen ser desarrolladores que buscan crear un software único y personalizable

Con PaaS, los desarrolladores no necesitan comenzar desde cero al crear aplicaciones, lo que les ahorra mucho tiempo y dinero a la hora de desarrollar una nueva app.

¿Por qué lanzar una aplicación SaaS?

Las aplicaciones SaaS son el servicio líder en la nube. Gracias a su facilidad de uso, ofrecer soluciones escalables o su coste asequible, ofrecen un amplio abanico de posibilidades para todo tipo de empresas.

 

Además, los modelos de suscripción que ofrecen facilitan a las empresas las soluciones de software que necesitan a un coste económico.

Beneficios para tu empresa

 

  • Disminuye sobrecostes: No es necesario mantener ni comprar un hardware de precio elevado. Solo se paga por los servicios que la empresa necesita.
  • Escalabilidad: si una empresa empieza a necesitar de más recursos, simplemente se actualiza su plan y puede disfrutar de más opciones de forma instantánea.
  • Fiabilidad: la nube es una red de servidores repartidos por todo el globo, por lo que si uno de los servidores dejase de funcionar, el resto compensa el funcionamiento y la aplicación seguirá funcionando.
  • Seguridad: Los proveedores de la nube prestan mucha atención a la seguridad para garantizar que sus datos se almacenen en un lugar seguro.

 

E6 Ebook transformación digital

 

Cómo construir una app SaaS

Para crear una aplicación SaaS hay que planificar bien los pasos a seguir: definir bien el diseño, la arquitectura de la app o los servicios que vamos a prestar, pero también debemos tener en cuenta otros factores.

desarollo software
Desarrollo de software en el portátil. Fuente: Unsplash

Fase de concepto  

Un elemento importante es la estrategia de precios. Por ejemplo, dentro de los software SaaS es común ofrecer algunas utilidades de forma gratuita para captar usuarios y que estos puedan probar nuestra app para luego monetizar el resto de funciones más avanzadas.

También resultará crucial realizar un estudio de mercado y de nuestra competencia para validar la idea y saber si hay usuarios dispuestos a suscribirse a nuestros servicios SaaS.

Esta toma de decisiones inicial también implica aspectos de la propia SaaS como qué herramientas o plataformas se van a utilizar, así como las funcionalidades deseadas, por ejemplo, acceso basado en roles para establecer diferentes permisos dentro del equipo, tablero analítico, inicio de sesión único o registro de auditoría.

Todo este proceso puede resultar abrumador, por eso nuestra recomendación es empezar poco a poco, sobre todo en lo que respecta a la complejidad y por tanto, a la inversión financiera.

Seleccionar los servicios (externos) adecuados

Una vez que ya tenemos claro cómo será la app, toca el turno de buscar los servicios externos adecuados.

Uno de los factores esenciales será la elección de un proveedor de servicios en la nube fiable que pueda contener nuestra plataforma SaaS. Lo ideal es seleccionar un host económico, pero con capacidad de escalar a medida que la plataforma crezca, por ejemplo Amazon Web Services (AWS) es un proveedor popular con múltiples herramientas para desarrolladores de SaaS.

También necesitará varias herramientas para desarrollar los componentes orientados al cliente como HTML + CSS o marcos de JavaScript (Angular, React, Vue.js).

También hay algunos lenguajes de programación con sus correspondientes marcos: JavaScript (Node.js), PHP (Laravel) o Ruby (Ruby on Rails).

Para construir un producto SaaS, una base de datos para el almacenamiento de datos de back-end es inevitable. Las bases principales son MySQL y PostgreSQL.

Y finalmente, deberá seleccionar un servidor para su aplicación como ejemplo Nginx o Apache.

Garantizar una seguridad suficiente

Las aplicaciones SaaS mueven una gran cantidad de datos confidenciales, por eso tener la confianza de los usuarios resulta fundamental y por eso la seguridad debería ser el centro de toda plataforma SaaS.

Para proteger los datos del usuario se debe ofrecer la autenticación de dos factores y acceso basado en roles.

 

✏️  Artículo recomendado: ¿Qué es una solución Enterprise Performance Management (EPM) para empresas?

 

La empresa de desarrollo de aplicaciones SaaS debe proporcionar cifrado a nivel de campo y cifrar, por ejemplo, números la seguridad social o números de tarjetas de crédito.

También es recomendable introducir una política estricta de eliminación de datos que especifique de forma clara cómo eliminar y almacenar los datos de los clientes.

Mantenimiento 

Algunos de los beneficios principales que ofrecen las plataformas SaaS son actualizaciones constantes, integraciones de funciones y soporte. Estas funciones son extremadamente útiles, pero requieren de actualizaciones constantes. Por eso una empresa subcontratada para este fin podrá ofrecer apoyo logístico y consejo para cubrir las necesidades comerciales de la plataforma y de nuestra idea.

💡 Este vídeo explica el concepto de aplicación SaaS en sólo dos minutos:

Conclusión 

En Yeeply conocemos bien las ventajas de crear aplicaciones SaaS. Para una empresa, crear una aplicación SaaS permite asegurarse unos ingresos fijos a largo plazo. Para el usuario final, esto le permite acceder a un producto fácil de usar y siempre actualizado sin tener que invertir una gran cantidad de dinero, sino pequeñas cuotas mensuales. Por algunas de estas razones, principalmente las aplicaciones SaaS están teniendo mucho éxito hoy en día. 

¿Quieres crear una aplicación SaaS? ¿Necesitas saber cuanto cuesta crear una app?

¡Háblanos de tu proyecto y te pondremos en contacto con los mejores expertos de todo el mundo!

Proyecto Transformación Digital