App Business Model
Yeeply en Marketing móvil

Las apps son negocios: Los 12 modelos de negocio de aplicaciones

El retorno de inversión depende únicamente del tipo de negocio que se utilice

La articulación del mercado de las aplicaciones móviles se encuentra en constante evolución, por ello es necesario tener claro los distintos modelos de negocio que ya existen para poder diseñar y llevar a delante la estrategia de negocio que más se ajuste a nuestro producto tecnológico. Es muy importante saber qué tipo de negocio se va a aplicar porque esta elección se encuentra directamente relacionado con la estrategia de promoción a seguir y con el retorno de inversión que se obtendrá a corto y largo plazo.

Modelos de negocio

En la actualidad encontramos varias vías de negocio, que a grandes rasgos se pueden dividir en dos grandes grupos diferenciados. Aunque siempre habrá que definirlo al inicio del proyecto, junto con el plan de negocio. Así como priorizar temas como la privacidad y la seguridad o el diseño de la app.

Por un lado se sitúan aquellos modelos que requieren de un desembolso económico previo para tener acceso a la descarga, aunque su utilización va en declive porque suelen crear cierta insatisfacción. Este hecho se produce debido a que la aplicación no se puede probar antes de comprarla y las expectativas pueden ser superiores a lo que es en realidad.  Y por otro lado encontramos aquellos cuyo acceso es completamente gratuito, aunque algunos de estos tipos introducen pagos que permiten acceder a otros servicios o partes de la aplicación.

A continuación se detallan los diferentes modelos de negocio más utilizados que podemos encontrar dentro del mercado de las aplicaciones:

1. De marca: Este modelo es muy utilizado por las empresas. La finalidad que se persigue es obtener un beneficio reputacional, es decir, mejorar la imagen de marca. Por ello, el acceso y el uso de la aplicación es completamente gratuito.

2. Parte del servicio: Muchas empresas optan por este tipo de negocio en primer lugar.  Se utiliza la aplicación como parte de un servicio más global, optimizándolo y prestando ayuda a los usuarios de una u otra forma. Su uso es optativo y gratuito, lo que provoca mayores ingresos a la compañía.

3. Publicidad: La descarga y uso de la aplicación es libre. El retorno de la inversión se recupera mediante la introducción de la publicidad, mediante la cual se obtiene beneficio en función del número de clicks (CPC) o por el número de exposiciones (CPI / CPM). Este modelo es cada vez más utilizado, pero muy molesto para el usuario cuando los anuncios son de carácter intrusivo.

4. In-app Purchase: Este modelo se utiliza combinándolo con la descarga gratuita de la aplicación, añadiendo la opción de compra por determinadas funcionalidades, bienes virtuales, desactivar la publicidad, contenidos digitales… Ofreciendo servicios relacionados con la temática del producto se recupera a corto plazo la inversión inicial. En la actualidad es muy utilizado en las aplicaciones de juegos.

5. Información: Se utiliza en aplicaciones que recogen datos sobre los usuarios, su descarga es totalmente gratuita.  Los usuarios obtienen algún tipo de recompensa por ceder su información y la empresa recibe ingresos al vender a otras compañías los datos recogidos.

6. mComerce: Conocido como comercio electrónico móvil. Su funcionamiento se basa en un canal de venta de productos o servicios mediante los cuales se obtienen beneficios, cuyo acceso es gratuito.

7. Audiencias: La descarga de este tipo de aplicaciones es abierta, cualquier tipo de usuario puede acceder a ella. Su único objetivo es conseguir un a gran base de usuarios que posteriormente se utilizarán para otros propósitos. Un claro ejemplo de este modelo de negocio es Facebook.

8. Afiliación: Su descarga es gratuita. El beneficio se obtiene mediante la comisión por venta, es decir, anunciando dentro de la aplicación a otras aplicaciones.

9. Suscripciones: La descarga de estas aplicaciones va determinada por el tiempo de uso, pueden ser quincenales, mensuales, trimestrales, anuales… El precio varía en función del producto que se ofrece.

10. A precios bajos: Su principal objetivos es vender numerosas descargas a un precio reducido, normalmente el precio estipulado es 0.99€. El retorno de la inversión se produce a largo plazo, aunque existe el riesgo de no recuperarla.

11. A precios altos: Este tipo de modelo cuenta con una alto riesgo, es aconsejable utilizarlo cuando se tiene un público objetivo muy marcado. El hecho de que el precio de la descarga sea elevado provoca que el número de usuarios sea menor. Por ello hay que fijar la cuota en función de lo que esté dispuesto abonar el target.

12. Sin un modelo claro de negocio: Este sistema es utilizado cuando la aplicación se crea con el objetivo de conseguir una satisfacción personal. Su finalidad no es conseguir beneficios, más bien que funcione y que guste al usuario. Se pueden encontrar en numerosas aplicaciones Android, puesto que es el sistema operativo más utilizado para iniciarse en el mundo de la programación.

diseño 2

¡Comparte si te ha gustado!