Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Hector Badal en Desarrollo de apps

Sailfish OS llegará a finales de año con el primer smartphone Jolla

Firefox OS, Ubuntu Mobile, Tizen… varios son los sistemas operativos móviles que lucharán este año por arrebatarles un trozo de pastel a Android, iOS, BlackBerry y Windows Phone. Por si esto fuera poco, otro más llega al mercado: Sailfish OS, todavía desconocido para el público en general pero seguido muy de cerca por la comunidad de desarrolladores.

Sailfish OS

Sailfish OS es la apuesta de Jolla, una empresa finlandesa fundada por antiguos trabajadores de Nokia que decidieron no abandonar a MeeGo, la atractiva pero fallida apuesta del gigante finlandés en el ámbito de los sistemas operativos móviles. Sailfish OS nace de la sustitución de las características privativas de MeeGo por otras similares, basadas en código abierto. Este nuevo sistema operativo móvil se caracteriza por una interfaz totalmente intuitiva, basada en tiles y controlada exclusivamente por gestos. Esto se traduce en la inexistencia de botones físicos para interactuar con Sailfish OS.

En lo referente al desarrollo de apps, las aplicaciones de Sailfish OS pueden programarse en JavaScript, C++ y QML para la interfaz gráfica, gracias al SDK liberado a principios de abril. Aun así, también se pueden desarrollar apps en HTML5. A pesar del abandono que MeeGo sufrió, la comunidad de desarrolladores ha continuado trabajando en él, por lo que Sailfish OS podría contar ya con un amplio ecosistema de aplicaciones nativas. Además, desde Jolla se asegura que es totalmente compatible con las aplicaciones Android –las cuales funcionan mediante la ejecución de una máquina virtual-, lo que ampliaría considerablemente el número de apps disponibles para Sailfish OS.

smartphone Jolla Sailfish OS

El sistema operativo de Jolla será lanzado oficialmente al mercado en el último trimestre de este año, ya que la compañía finlandesa ya ha anunciado el primer smartphone con Sailfish OS para esas fechas. El terminal, bautizado con el nombre de la corporación, costará alrededor de 400 euros y contará con especificaciones propias de un terminal de gama media-alta. Su principal característica es la personalización de la parte trasera, mediante el intercambio de coloridas carcasas que harán que los colores y el diseño de la interfaz Salfish OS se adapten según la tapa trasera que el terminal lleve en cada momento.

publica_tu_app_2

Comentarios

Los comentarios están desactivados para esta publicación