Home » Diseño » 4 Buenas razones para construir un prototipo digital

4 Buenas razones para construir un prototipo digital

4 Buenas razones para construir un prototipo digital

Entrar en la economía digital es una de las formas más fáciles y rápidas de construir y hacer crecer un negocio. La elevada demanda del mercado de productos digitales, combinada con las barreras de entrada relativamente bajas, está atrayendo a muchos nuevos empresarios.

Las ofertas son constantes y el entorno de los negocios digitales se ha vuelto más competitivo que nunca. Sin embargo, mucha gente todavía cree que puede entrar con un producto mal diseñado y esperar en vano un gran éxito. Pero, es más importante que nunca ofrecer productos cualificados que te diferencien de los competidores.

Aquí es donde entra en juego la creación de prototipos. Crear una versión de prueba de tu producto es una forma relativamente barata y conveniente de asegurar que tu producto se ajusta a las necesidades de tu público objetivo.El prototipo tiene una gran influencia en los usuarios que aceptarán y comprarán tu producto.

Cuando hablamos de un prototipo digital nos referimos a una versión interactiva y funcional de tu producto final. A diferencia de un diseño estático, se añaden simulaciones de las posibles interacciones. Ofrece un valor único para tu negocio e incluye varios beneficios.  Echemosles un vistazo.

Cuatro razones para diseñar un prototipo digital:

  1. Ahorra tiempo, dinero y esfuerzo a largo plazo
  2. Mejora con el método de prueba y error
  3. Testea tu producto entre usuarios reales
  4. Convéncete a ti mismo y a los demás del producto final

1. Ahorra tiempo, dinero y esfuerzo a largo plazo

Antes de empezar a desarrollar tu producto, es importante determinar y priorizar los aspectos clave del mismo. La creación de prototipos te ayuda a pensar críticamente sobre su configuración y sus funcionalidades. Puedes presentar y reflexionar sobre el borrador hasta que estés lo suficientemente satisfecho como para empezar con el desarrollo de tu producto.

Tener una base clara también te ayudará a comunicar de forma más efectiva al equipo de desarrollo qué necesitas. Basándose en el prototipo, el desarrollador puede darte un asesoramiento preciso sobre la viabilidad técnica y los costes estimados.

Es fundamental que todas las partes implicadas en el proceso tengan la misma comprensión del producto y que el equipo de desarrollo tenga una clara orientación a seguir. Todo esto evitará malas interpretaciones y confusiones durante el proceso de desarrollo.

Lo último que quieres es un producto final que no cumpla con tus expectativas. Aplicar cambios drásticos después de que se haya desarrollado por completo costará mucho tiempo y dinero.

E7 Ebook prototipy

 

2. Mejora con el método de prueba y error

Uno de los valores fundamentales de la creación de prototipos es la posibilidad de mejorar continuamente. Puedes generar docenas de ideas y ponerlas en práctica. Algunas pueden ser mejores que otras, pero lo mejor es probar antes que definir tu producto en base a suposiciones.

La creación de prototipos es un proceso creativo y a menudo surgen ideas innovadoras. Te ayuda a pensar de diferente forma, a detectar los detalles que faltan y te hace pensar en tu producto de una manera nueva.

Mientras que en la fase de desarrollo quieres evitar errores en la mayor medida posible, en la fase de prototipado los errores te ayudarán a revisar los posibles retos y a mejorarlos.

 

🔎  Sigue leyendo | Crear un prototipo de app móvil: cómo definir tu aplicación

 

un portátil y una taza de café en un escritorio
Herramienta para crear un prototipo. Fuente: Pexels

3. Testea tu producto entre usuarios reales

Las pruebas de uso son la forma más efectiva de detectar las debilidades de tu prototipo. Gracias al feedback que proporcionan los usuarios en las pruebas, se obtienen datos valiosos y conocimientos nuevos que ayudan a redefinir las necesidades del producto.

Permitir que los usuarios interactúen con el prototipo te da una visión diferente del producto. Puedes enfocarte en la experiencia del usuario (UX) y evaluar la calidad de su navegación. Profundizar e intuir lo que el usuario piensa y percibe es crucial para asegurar una experiencia satisfactoria.

Escuchar los comentarios de los usuarios también es útil para conocer mejor las expectativas de tu público objetivo.

 

Las pruebas A/B son una excelente forma de identificar sus preferencias en cuanto a diseño, contenido y configuración de tu producto digital.

 

Es fundamental revisar y volver a establecer prioridades después de realizar las pruebas de usuario. Y luego probarlo una y otra vez… hasta que se haya elaborado un borrador que te satisfaga a ti y a tu objetivo.

Además, es favorable para reducir los riesgos. Puedes detectar si la gente está realmente disfrutando del producto y si lo usaría con frecuencia. Como a menudo implica una inversión, es mejor saber de antemano lo que los potenciales usuarios piensan de él.

 

📱 Quizás te interese: ¿Por qué es importante la etapa de QA en un test app?

 

hombre creando un wireframe
Wireframe de un prototipo app. Fuente: Pexels

4. Convéncete a ti mismo y a los demás del producto final

Con tu prototipo digital, tendrás un borrador semifinal. Lo que significa que se verá y funcionará muy similar al producto final. 

Un prototipo realista puede ayudarte a vender tu plan de negocios a los inversores o asegurar la financiación. Muchos empresarios necesitan financiación para realizar un proyecto digital.

 

Si una imagen vale más que mil palabras, ¡imagina cuál es el valor de tu prototipo!

 

Darle a la gente la oportunidad de probar tu producto es más persuasivo que cualquier propuesta, diseño estático o presentación. Interactuar con tu producto ayuda a generar un interés real y a construir una conexión emocional. Y hace que el concepto tenga más posibilidades de ser apoyado.

Además, te ayuda a centrarte en tu producto, no en la forma en que lo presentas, por ejemplo. El producto debe hablar por sí mismo. Esto también deja menos lugar a malas interpretaciones.

Cómo empezar 

Ahora que entiendes la importancia de crear un prototipo, ¿cómo puedes empezar?

Hazlo tú mismo

Puedes empezar dibujando algunos bocetos, pero si quieres crear un prototipo de alta calidad, es mejor usar herramientas o incluso código.

Hay varias herramientas que permiten la creación de prototipos. Ofrecen características como elementos incorporados, funcionalidades de transición/animación y a veces incluso opciones de prueba.

Sin embargo, si no tienes experiencia en diseño, el uso de las herramientas puede resultar complejo y pueden necesitar dedicarle tiempo para aprender a usarlas (especialmente si quieres implementar todas las características que tenías en mente).

Deja que alguien te ayude

Contratar a un diseñador permite crear un prototipo profesional, con un objetivo claro y que funcione de forma óptima. Sin embargo, con la cantidad de servicios de diseño y desarrollo que existen, encontrar el experto o expertos ideales sigue siendo un desafío.

Los freelancers, por ejemplo, son relativamente fáciles de encontrar. Ofrecen precios competitivos por sus servicios y las recomendaciones pueden ayudar a elegir el adecuado. Solo hay que tener cuidado con dónde buscar y a quién elegir, ya que las reseñas no siempre son fiables.

Otra opción es trabajar con una empresa de desarrollo. A través de referencias personales o búsquedas en internet, puedes estudiar varias ofertas y seleccionar la que más te convenga. Incluso puedes encontrar una empresa que te ayude con la creación de un prototipo, así como con el resto del proceso de desarrollo.

Sin embargo, si quieres ahorrar tiempo y energía en tu búsqueda, un marketplace tecnológico como Yeeply podría ser tu solución. Un lugar donde la gente se dedica a encontrar el equipo perfecto para ti, considerando expertos de todo el mundo. De esta manera no tienes que preocuparte si el equipo tiene la experiencia y las habilidades necesarias para crear tu prototipo digital.

Proyecto Diseño

[easy-social-share]