Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Hector Badal en Desarrollo de apps

Instagram desmiente que vaya a vender fotografías de sus usuarios

El aluvión de críticas aparecido en las redes sociales durante el día de ayer ha provocado que Instagram se pronuncie nuevamente sobre sus nuevas condiciones de uso y sus políticas de privacidad. Desde el blog de la compañía se ha desmentido que las fotografías de los usuarios vayan a ser vendidas para que sean utilizadas en las campañas de publicidad de los distintos anunciantes. De hecho, Instagram ha asegurado que su única intención es experimentar con publicidad innovadora a través de un sistema de anuncios recomendados similar al que ya está utilizando Facebook, donde se nos patrocinan anunciantes seguidos por nuestros contactos. Así mismo, se ha asegurado que el malentendido se ha producido debido a lo confuso del lenguaje jurídico.

Instagram

Este nuevo comunicado pretende dar respuesta al aluvión de críticas emitidaspor parte de los usuarios ante los nuevos términos de uso y la nueva política de privacidad que entrarán en vigor el 16 de enero. Instagram dio a entender que las fotografías de sus usuarios serían vendidas a los anunciantes con fines publicitarios, incluyendo las fotografías de los menores de edad –en Instagram la edad de registro mínima es de 13 años, aunque con consentimiento paterno-. De hecho, muchos miembros amenazaron en el blog de la compañía con darse de baja. Por otro lado, diferentes medios de comunicación especializados en tecnología ofrecían a sus lectores otras alternativas, como Twitter o Flickr, que se han actualizado para ofrecer servicios de retoque fotográfico antes de subir las imágenes. Además, en las páginas de estos medios también se hablaba de aplicaciones que ayudan a descargar todas las fotografías que determinado usuario haya publicado en Instagram antes de darse de baja, como Instaport.me, InstaBackup o Copygram.

Facebook compró Instagram en abril de este mismo año por más de 700 millones de euros. Por tanto, no es de extrañar que la compañía de Mark Zuckerberg pretenda obtener la mayor rentabilidad posible de una de las redes sociales más populares. Por el momento, sólo queda esperar a que llegue el 16 de enero para comprobar si realmente todo el revuelo estaba fundado en una simple confusión o si realmente las fotografías de los usuarios serán utilizadas como mercancía comercial sin que éstos puedan hacer nada por evitarlo.

publica_tu_app_2

Comentarios

Los comentarios están desactivados para esta publicación