Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

El primer terminal Tizen podría llegar al mercado en febrero de 2013

Todo parece indicar que Samsung intentará de nuevo presentar competencia a Android e iOS con un sistema operativo propio. Tras los intentos fallidos por catapultar a Bada a un nivel razonable de éxito, la compañía surcoreana encara el 2013 con su nueva apuesta en cuanto a sistemas operativos móviles. Las miradas se centran ahora en el próximo Mobile World Congress 2013, que se celebrará en Barcelona durante el mes de febrero, donde Samung podría presentar el primer smartphone con Tizen del mercado.

tizen

La unión entre Samsung y Tizen se consagró a principios de 2012, cuando las primeras filtraciones sobre el Samsung GT-i9500 veían la luz. Todo apuntaba a que el lanzamiento del primer teléfono con el sistema operativo desarrollado por Intel iba a ser más que inminente y que a lo largo del año la empresa surcoreana iría ampliando el catálogo de smartphones Tizen. Pero su batalla legal con Apple y sus esfuerzos por fabricar teléfonos competitivos con Android y Windows Phone hicieron que Samsung dejara de lado su revolucionaria novedad. Sin embargo, tras finalizar un 2012 más que exitoso, convirtiéndose en una de las pocas marcas capaces de ensombrecer la buena marcha de los terminales de Apple, Samsung ha retomado sus esfuerzos por hacer que Tizen vea la luz lo antes posible.

Por el momento, poco se sabe de este sistema operativo algo desconocido para el gran público de los mercados mobile. Tizen está basado en Linux, con interfaces de desarrollo basadas en HTML5 y otros estándares web. Desde el principio, los directivos destinados al desarrollo de Tizen aseguraron que se trataba de un proyecto de código abierto y, para ello, el pasado mes de mayo liberaron el código fuente y el kit de desarrollo de Tizen 1.0 Larkspur, la primera versión beta.

El camino de Tizen se inició en el segundo semestre de 2011, cuando Intel anunciaba la creación de este nuevo sistema operativo tras el abandono por parte de Nokia del proyecto que ambos tenían en común, MeeGo. Desde el primer momento, Tizen contó con el patrocinio de la Linux Foundation y de la Fundación LiMo, integrada por otras compañías como Panasonic Mobile, Vodafone o NTT DoCoMo, una de las mayores operadoras japonesas en telefonía móvil. De hecho, la compañía nipona es la única que no cuenta con el iPhone entre su listado de teléfonos móviles y es posible que se alíe con Samsung para distribuir en exclusiva el primer terminal Tizen en Japón.

Finalmente, y tras un periodo de letargo, parece que Tizen es más una realidad que una intención. Como mínimo habrá que esperar hasta febrero para saber qué novedades nos depara este nuevo sistema operativo y cuáles serán las características de los terminales en los que vaya instalado. De Intel y de Samsung depende que los desarrolladores vuelvan la mirada hacia Tizen y lo tomen en seria consideración. En sus manos queda, por tanto, que el sucesor de MeeGo no sea pasto de la ferocidad del mercado de las tecnologías móviles y sucumba ante Android e iOS tal y como lo han hecho otros grandes, como Symbian y BlackBerry.

publica_tu_app_2

Comentarios

Los comentarios están desactivados para esta publicación