El Advergaming en aplicaciones: Orígenes, ejemplos y ventajas

En aplicaciones móviles, todo es posible. Eso sí, tienes que hacerlo bien o no servirá de nada. El entretenimiento, mediante el desarrollo de juegos para móviles, es uno de los sectores con más auge. Mientras que conseguir emplazar la publicidad sin que esta sea intrusiva y moleste al usuario es más complicado. Por eso algunas agencias de marketing y grandes empresas apuestan por el advergaming. Pero ¿sabes en que consiste exactamente el advergaming en aplicaciones móviles y como se ejecuta?

DEFINIENDO EL ADVERGAMING

El advergaming consiste básicamente en insertar contenido de la marca dentro de juegos para captar la atención de posibles clientes. O hacen generando una ‘impronta’ de la marca o bien de un solo producto, siempre de manera subliminal y no intrusiva. Tras una entrevista con Juanma Zarza, socio y creativo de la empresa desarrollo de juegos móviles Carbonbyte, hemos sacado en claro que consiste “meter la imagen de una marca en el juego, asociar la marca y el juego”. Aunque  Zarza insiste también en que esta técnica no es nada nueva, si no más bien al contrario dado que podemos ver cómo ya se hacía en consolas y juegos antiguos.

Advergaming vs Gamificación

Aunque en un principio puede que los términos de Advergaming y de gamificación pueden hacer referencia a lo mismo. Sin embargo Zarza nos aclara que no tiene porqué significar lo mismo, aunque en ocasiones las definiciones se cruzan y coinciden en un mismo proyecto. Mientras que el advergaming consiste en incluir una marca y publicitarla de trasfondo en un juego, la gamificicación en aplicaciones móviles pretende generar engagement, a la app en este caso, mediante técnicas de juego o gamificación pero sin que el objetivo principal sea generar una impronta de la marca.

Origen del advergaming en videojuegos

En la empresa Carbonbyte, de reciente creación trabajan estrechamente en el desarrollo de juegos de advergaming y en el desarrollo de aplicaciones móviles para agencias de marketing. Como expertos, nos han contado su experiencia en el desarrollo de apps relacionadas con la publicidad y el marketing.

El importante auge de los videojuegos en los años 80 ya despertó suficientemente el interés de los anunciantes por el advergaming. Un ejemplo claro lo encontramos en el juego Zool, un plataformas en el que una hormiga ninja alien llega a un mundo lleno de chuches. Tal como nos cuenta Juanma Zarza de Carbonbyte, la marca ChupaChups aprovechó el juego para hacer un ‘product placement’ de la marca. Este tipo de campañas también las desarrollaron marcas como Marlboro y Budweiser, insertando sus marcas en algunos juegos de máquinas recreativas. Un ejemplo más actual lo encontramos en el juego de Mario Kart 8 para Wii en el que podemos competir con coches de la marca Mercedes.

 

ADVERGAMING EN APPS: MARKETING DE EXPERIENCIAS

La cantidad de plataformas y formatos cambia. La llegada de los smartphones, tablets y otros dispositivos móviles han generalizado el uso de aplicaciones móviles. Y entre ellos nos topamos con que los juegos móviles representan un alto porcentaje de las aplicaciones utilizadas por los usuarios. Llevar el advergaming a las aplicaciones móviles se perfila como una idea excelente en la ejecución de campañas de marketing, siempre y cuando cuente con un buen presupuesto de app.

A fin de cuentas, el advergaming en aplicaciones busca generar un marketing de experiencias. Que el usuario de la aplicación móvil juegue y se divierta, que disfrute de la experiencia. Luego la experiencia estará patrocinada por la marca. “Hay que intentar que la exposición a la marca realmente exista, pero sin que sea intrusivo para el usuario. La idea de advergaming, entre en la dinámica de la marca jugando, pero sin ser abusivo”, nos explica Juanma Zarza de Carbonbyte.

Esta exposición a la marca puede realizarse de varias maneras. “Mediante mensajes patrocinados, con slogans propios, escenarios con elementos personalizados con la marca. Pero siempre desligando la marca a la acción principal del juego”, añade Zarza. Aunque lo ideal para un advergaming en aplicaciones móviles es que la marca siempre quede en un segundo plano, es cierto que son las propias marcas las que acaban buscando incluir más marca, generar más exposición para el usuario, algo que no siempre es beneficioso sino más bien contraproducente.

 

BENEFICIOS DEL ADVERGAMING EN APPS

Hemos estado hablando de cómo funciona y en qué consiste el advergaming, pero ¿qué puede aportarnos realmente? ¿Cuáles son los beneficios del advergaming en aplicaciones móviles?

 

¿CUÁL ES EL FUTURO DEL ADVERGAMING EN APLICACIONES?

La opinión acerca del futuro de las tecnologías movibles, como las aplicaciones móviles o wearables, no es homogénea entre los profesionales. Por ejemplo, hace poco entrevistamos a Manuel Simó, de Manduka Game, y aseguraba que los wearables eran una moda pasajera. Por su parte, Zarza tiene opinión propia al respecto: “Ahora esta la moda de que toda compañía necesita su aplicación y no creo que sea así. Hay empresas que con una web adaptativa tienen suficiente”.

Advergame de Heineken para el Primavera Sound

Zarza nos explica también que con el advergaming ocurre los mismo. Es para un mercado mucho más reducido y para utilizarlo para determinadas campañas de marketing o de branding”. El alto coste del desarrollo y su limitación a determinadas campañas de marketing hace que sea un recurso caro pero parece quedar demostrado que el Advergaming funciona. Por todo ello, “el advergaming no va a ser una moda, pero tampoco va a tener un boom espectacular. Tiene su momento en las campañas y funcionan muy bien”. Eso sí, aunque empresas grandes y pequeñas se interesan por el advergaming, hay que ser realistas: solo será posible para aquellas que tengan los recursos necesarios para soportar el alto coste del desarrollo de un advergame.

¡Comparte si te ha gustado!